Navigation – Plan du site
Coronación del rey Carlos VIII de Francia y fiestas que se hicieron (1484) - Marta López Izquierdo et Lola Pons Rodríguez (dir.)

Edición del manuscrito ms. e-IV-5 de la Biblioteca de San Lorenzo de El Escorial

Texte intégral

1r Aqui comienza la entrada del cristianisymo rey de Francia en Reyns quando se fue a coronar et sacrar como adelante faze mençion

1En loor e loanja de Dios nuestro criador et de su gloriosa madre et de toda la corte çelestrial de paraiso et por onor et reverençia del rey nuestro señor a su entrada en Reyns, la qual fue a veynte e ocho dias del mes de mayo año de mill e quatroçientos e ochenta e quattro años, se partieron de la dicha villa de Reyns las procesyones de cada una perrocha por venir delante a reçebir al rey muy cristianisymo, e con todas las cruzes et vaneras et santas reliquias et otras cosas muy dinas et preçiosas 1v le fecieron reberençia asy como mejor lo sopieron fazer.

2Et despues venieron los brujeses de la dicha villa muy mucho onorablemente adornados delante el muy alto rey a le fazer onor e reverencia asy como mejor lo podieron fazer.

3Et despues vino una donzella muy manificamente adornada adelante el muy manifico rey, la qual trajo las llaves de todas las puertas de la dicha villa a la puerta de Reyns llamada la Puerta Vela, e fizo honor et reberençia la dicha donçella al rey muy dulçe y manificamente en le deçiendo palabras mucho agradables 2r et de muy grand sustançia, de que el rey obo mucho plazer.

4Et despues a la entrada de la villa abia una muy hermosa fuente de jobanza guarnida de dioses e de diesas mucho ricamente adornadas que reçebieron al rey muy onorablemente como mejor fazer lo sopieron.

  • 1 Ms: la la estoria

5Et un poco mas adelante en la dicha villa abia un otro muy marabilloso misterio y plazentero misterio es a saber la estoria1 de los dos ninos naçidos de un bientre fijos de casa real et criados de una loba por un pastor nonbrado Fastilos et por su muger, despues de asy criados fueron tenidos e gobernados et despues conosçidos e venidos a pujanza, et despues fundaron Roma e se llaman hermanos, el uno Romion e el otro Romulus, et como por algund desconçierto Romion e su gente fueron echados fuera de Roma e se benieron a Françia e començaron a fundar la çibdad de Reyns.

6Et un poco mas adelante abia un otro misterio nonbrado «Los franzeses que heran salidos de Troya» a la ora paganos y llamados sicanbrianos e como feçieron Faranion su primero rey, que los estableçio ley e los fizo francos de los romanos que 3r estonzes llebaban tributo sobre todo el mundo et començaron a benir en el año de CCCC e uno, e en esta manera caminaban delante del rey los dos hermanos ençima nonbrados cantando muy melodiosamente e muy ricamente bestidos de horfabreria.

7Et despues mas adelante abia un otro misterio de como el rey Clobis reçibio bautismo en la villa de Reyns el año de graçia de quinientos e como el fue coronado e hogido de la santa enpolla que Dios enbio de los çielos.

8Et despues mas adelante abia 3v otro misterio a la puerta que se llama Dupermi, en seneficança como por la virtud de la santa hunçion de la dicha enpolla el rey abia pujança de sanar de los lanparons.

9Et despues d’estos misterios asy jugados fue el muy cristianisimo rey conduydo a su palaçio my onorable e muy manificament tanto que non se podria deçir ni escrebir la grand moltitudo de cavall[er]ia e de senoria tanto de perlados que de otros con muy grandes joyeles e riquezas adornadas los quales fueron con el fasta su palasçio.

  • 2 Ms: no bienen no bienen

104r Otro dia por la mañana fue llebado el muy alto e manifico rey por los Doze Pares de Françia e por los que alli no estaban abia sus logares tenientes, e yban en horden en la manera que abajo faze mençion e porque las coplas sacadas de françes en castellano no bienen2 asy bien a consunante perdon demanda el que las sacó.

11Et en tanto e manera de los Doçe Pares es que son seys de iglesia, entre los quales ay tres obispos e tres arçobispos, los tres condes, los tres duques e seglares tres duques e tres condes segu[n]d adelante façe mençion e de lo que cada uno es obligado a llebar por sy:

4v Llebar yo debo con gran deboçion,
yo que soy obispo y conde de Noyon
a co
nsagrar el noble rey de Fransia,
suçinta por ordenança
es mi ofiçio syn dutança:
otro que yo no tine tal pujança.

12Xalones

Obispo e conde de Xalones
soy nonbrado syn dudar,
quando querran al rey consagrar
yo debo su
synete llebar
como leal y noble Par
es mi ofiçio syn dudar.

13Beobuer

5r Yo que soy obispo y conde Beober,
a co
nsagrar el noble rey de Françia
la flor de lis tengo de llebar por ordena
nça
y su cota d’armas syn dutança
como leal y noble Par
es mi
ofiçio syn çesar.

14Langres

Yo que soy arçobispo e duque de Langres
soy obligado a llebar syn dutança
el çetro del noble rey de Françia,
a consagar muy noblement
e
como a noble y esçelente
tal es mi ofiçio potente.

15Delans

5v Yo que soy arçobispo e Par de Françia
et duque Delans es mi pujança
a consagrar el rey yo devo llebar
l’anpolla debina syn dutar
es mi ofiçio syn dudar,
sabeldo todos en general.

16Arçobispo de Reyns

O grado de dinidad
yo, arçobispo y duque de Reyns,
Dios me dio la otoridad
e pujança en mis manos
de consagrar el rey de Françia:
doy graçias a Dios de tal pujança

17Los tres duques y los tres condes seglares

6r Yo que soy de Borgona duque,
Par de Françia por grand virtud,
a consagrar el rey p
ropio en persona
devo llevar la alta corona
soy tenudo por v
erdad lo dis
como franco a la flor de lis.

18Normandia

Yo que soy de verdad la fia
y soberano duq
ue de Normandia
a consagrar el rey devo llevar
su vaniera syn tardar,
es mi ofiçio syn dudar
por sostenerle y ayudar.

19Gujana

6v Yo que soy duque de Gujana e señor
a consagrar el rey por dulçor
yo llevo la segunda banera
como leal Par de amor entera
a la sangre real e a la flor de lis,
es mi ofiçio por verdad lo dis.

20Conde de Flandes

Yo que soy de Flandes conde
a consagrar el noble rey
llevo, q
ue bien me agrada,
en mi mano la su espada
como Par de Françia franco e leal
e de su sangre natural.

21Conde de Xanpaña

7r Yo que soy de verdad la señal
y por derecho conde de Xanpeñan
a consagrar el rey por mi parte
devo llevar su estandarte
e a llena vatalla lo devo llevar
syn un solo pie recular.

22Conde de Tolosa

Yo de Tolosa conde y Par
de Françia tal me devo llamar
a consagrar el rey de Françia
devo llevar por mi vallanç
a
las espuelas que cada uno sepa
asy ardido qu
e otro s’entremeta.

23Et despues que los Doze Pares arriba nonbrados o sus logares 7v tenientes asy todos mucho en forma yban y aconpañaban el rey muy cristianisymo y con ellos muy grand multitudo de cavalleria e senoria tanto que no se podria deçir la riqueza de ropas y cadenas y piedras y joyeles que llevaban, y asy fueron con el fasta el altar de santa Maria la Mayor de la dicha çibdad de Reyns, et luego el señor arçobispo de Reyns se puso en forma e vino fazer la reberençia al rey asy como en tal caso pertenesçe, estonçe se puso el rey de rodillas delante el altar vestido de una ropa de damasco blanco. 8r Et estonçes vino a fablar con él el señor de Reyns e despues que con el obo fablado todos los Doze Pares posyeron cada uno lo que llevaba ençima del altar.

24Et despues torno el señor de Reyns e tomo la espada e luego le desnudo en jubon e le çino la espada alderredor de su cuerpo e le puso en hordenança real e despues le dio la dicha espada e se la torno a tomar e despues la saco e se la dio toda desnuda e luego despues el rey fue despojado por tres vezes e hongido con el santo olio que Dios enbio del çielo dentro de la santa enpolla, del qual olios son hungidos todos los reys de Françia.

258v Et despues d’estas cosas fechas como dicho es, el señor arçobispo començo la misa quando el rey obo estado despojado por tres vezes como dicho es e a cada una ves tornado a vestir de bestiduras nuebas e luego fue por el dicho arçobispo coronado en la presençia de los Doze Pares de Françia e de todos los otros que verlo quisyeron, e despues que la misa fue dicha el dicho arçobispo vino a el e le torno a dar la espada con grand honor e reberençia e luego el rey fizo asas cavalleros en la misma hora e primeramente fiço cavalleros los dos fijos pequenos del duque de Nemures 9r e luego tres ellos el proboste de Paris e despues d’estos çiento e quatro otros senores e gentiles onbres que por honor del dia requerieron cavalleria.

26Et despues d’estas cosas asy fechas e por los grandes honores que los de la villa de Reyns feçieron a la entrada del rey muy cristianisimo, e los quiso fazer e fiço francos de todas tallas por un çierto tienpo, de lo qual mucho honorablemente le agradecieron rogando a Dios que pueda asy bien bebir e reynar e gobernar su pueblo en paz, que a la fin pueda aquerir parayso y todos los que este tratado leyeren amen.

9v Aqui comienza la entrada del rey que fizo en Paris

27En el honor e reverencia de Dios nuestro criador e de la gloriosa bienabenturada virgen Maria su madre et de toda la corte çelestriar de parayso et por honor e reverençia de la alegre entrada del muy cristianisymo rey en su noble villa e çibdad de Paris, a ocho dias de julio año del señor de mill e quatroçientos e ochenta e quatro se partieron de la dicha villa las proçeçiones de todas las perrochas grandes e pequenas de la dicha villa de Paris con todos los relixosos de todas las hordenes muy mucho en horden e honorablemente con sus cruzes e veneras e muchas otras nobles et 10r dinas reliquias entre los quales yban los postrimeros los canonigos de la Santa Xapela de Paris muy mucho honorablemente adornados y llevaban las muy altas e dinas reliquias que son en la dicha santa capilla segu[n]d que aqui de algunas d’ellas faze mençion, es a saber: el arbol de la verdadera cruz de nuestro señor Jesucristo e dos clavos en que dos de sus mienbros fueron enclabados e el fierro de la lanza con que su coraçon fue atrabesado e la corona d’espiñas e la ropa de la pulpura e la verga de Moysen e muchas otras santas e dinas reliquias que son en la dicha capilla que serian luengas de contar. E todos juntos, 10v homillmente e en muy grand hordena[n]ça, fueron a reçebir el rey fuera de la villa obra de media legua fasta una capilla llamada la Capilla de san Denis, adonde fallaron el rey muy manifico a quien ellos fizieron honor e grand reverençia como a su alta senoria pertenesçia.

28Et despues venieron los señores contadores del tesoro e los senores generales de Françia muy rica y altamente adornados y delante d’ellos los mensajeros y tronpetas y luego detras d’ellos yban mucho en horden los señores de la casa y consoles e egebinaje de la brujesya de la çibdad e villa de Paris.

2911r Et despues luego tres ellos yban todos los brujeses y mercaderos muy ricamente adornados e con ellos los quatro regidores muy ricamente bestidos de terçiopelo carmesy brocado de oro, e delante d’ellos todos los archeros y ballesteros de Paris bestidos todos de xaquetas muy cargadas de orfabreria en medio de las quales abia en escrito en letras de oro «Paris syn par» e despues d’ellos yban todos los ofeçiales e maestros de obras bestidos todos de una librea d’escarlata e venieron todos muy mucho en orden fasta ver la capilla San Denis adonde reçebieron el rey muy mucho honorablemente.

3011v Et despues d’estos vino el lugar teniente del señor proboste de Paris aconpa[ñ]ado de la vela e ronda que continamente ba por Paris de noche, entre los quales yba el cavallero e capitan d’ellos muy ricamente adornado.

31Et despues d’estos yban todos los letrados e abogados e procuradores e notarios e comysarios de la justiçia del dicho xatelete de Paris que montaban fasta mill e quatroçientas e treynta persones syn los de la corte de parlamento que son nonbra syn conparaçion.

32Et luego tres estos yban las gentes del dicho cavallero de Bela muy mucho bien a cavallo e vestidos todos de una librea de 12r jaquetas muy cargadas de horfabreria, e en medio de las dichas gaquetas abia una estrella de oro e asy d’esta manera fueron todos fasta la dicha xapela de san Denis adonde fallaron el rey que con muy grand alegria los resçibio.

33Et luego despues d’estos venian los señores de la corte del parlamento, es a saber, los quatro presydentes vestidos d’escarlata con muy luengas ropas roçagantes forradas de herminos e con grandes caperuças de brocado carmesy, e despues d’ellos todos los consejeros e abogados del dicho parlamento todos bestidos d’escarlata con sus chaperones forrados como quando tienen el parlamento, 12v et detras d’ellos yban todos los procuradores e escribanos y porteros, et asy fueron mucho en horden ricamente adornados fasta la xapela de san Denis, adonde muy manificamente el rey los reçibio.

  • 3 Ms: fa fasta

34Et despues d’estos venian fasta3 çiento e çinquenta onbres d’armas muy mucho a punto atabiados, tanto que seria muy luengo de contar, entre los quales abia cavalleros e otros gentiles onbres todos de la casa del rey a pensyon e gajas de veynte coronas el mes, todos encabalgados sobre espeçiales corsyeres y ençima de las cobiertas muy mucha horfabreria y canpanas de plata e de oro muy riquas, 13r et llebaban ençima de sus arneses grandes echarpas e mantellinas cobiertas de orfabreria branlando, e sobre los armetes y çeladas y capazetes abian muy ricos plumajes e de muchas façiones.

35Et despues d’estos yban los condes de Bandomo e don Martin e Dunues e otros cobiertos ellos e sus cavallos de paños de oro con muy grandes e ricas cadenas e piedras preçiosas que seria ynposyble contar la riqueza que balian, e delante ellos yban fasta çiento e ochenta cavalleros et gentiles ombres muy ricamente asymismo atabiados.

36Et despues d’estos yban miçer Jaques de Lisan burques e miçer Gujon13v de Totavila señor de Moyon e le senigal de Tolosa ençima de sendos corsyeres muy ricamente adornados con paramentos de brocado y con muy gruesas canpanas de oro e de plata, y ellos armados en blanco et sobre sus arneses muy ricas jornadas senbradas de muy ricas piedras preçiosas e muy ricos joyeles, tanto que seria maravilla estimar la balor e riquesa que llevaban asy en las harmaduras de caveza como en las jornadas.

37Et despues d’estos vino el señor proboste de Paris primo fijos d’ermanos del señor de Moyon con fasta treynta archeros delante d’el muy mucho apunto en jaquetas de argenteria blancas, y en medio d’ellas en cada una un carnero 14r de oro et detras los dichos archeros yban tres de sus pajes ençima de tres corsyeres con paramentos de terçiopelo carmesy senbrado de isgregeses de oro, e entre dosys una concha asymismo de oro e con muy gruesos collares de canpanas de oro que los dichos corsyeres abian al cuello et de la librea los dichos pajes manificamente atabiados et adornados.

38Et despues yba el dicho proboste de Paris ençima de un muy mucho maravilloso corsyer d’España encobertado, e las cobiertas todas cobiertas de orfabreria branlante muy ricas e el dicho proboste armado todo a blanco e sobre su coraça una mantellina justa 14v muy cargada de orfabreria e piedras e otros ricos joyeles e detras el dicho proboste abia veynte gentiles onbres todos vestidos de çeoti amarillo en cavallos muy maravillosos con paramentos de mismo.

39Et despues d’estos venian muy grand moltitudo de cavalleria e varones escuderos, que seria muy luenga cosa a contar, y con ellos muy grand nonbre de onbres de armas muy rica et manificamente atabiados, et sy abian ençima de sus cavallos los unos paramentos e los otros cobiertas con grandes riquesas de horfabreria y cadenas de oro, los quales gentiles onbres cavalleros e otros, quando fueron delante la puerta 15r del pales, en se alegrando en la entrada del rey ronpieron bordones e lanças syn cuenta contra pilares e bentanas e contra puertas cada uno por l’onor de su dama.

40Et despues d’ellos venieron los muy altos e poderosos prinçipes los duques de Horlienes e de Alanson de Borbon con el senor de Beoju e los dos fijos del duque de Nemures, un rey d’armas e dose tronpetas que llebaban las harmas de los señores sobredichos muy ricamente adreçados como a su estado perteneçia, et con ellos yba otro rey de armas que llebava las harmas del duque de Bretaña en 15v la qual conpania yba el señor de Totavila, todos en horden como aqui abajo faze mençion.

  • 4 Ms: syes

41Et prençipalmente el muy poderoso prinçipe señor de Horlienes ençima de un corsier encobertado e las cobiertas todas cobiertas da muy gruesas conchas de oro de manera que las cobiertas no pareçian syno conchas e yba el dicho señor bestido de una huca de fin oro fecha en fiçion de malla, toda llena d’esmaltes, e ençima de la dicha huqua abia una riquesa ynomerable e abia el dicho señor un capazete muy riquisymamente obrado en el qual abia fasta çinco o seys4 piedras preçiosas de una ynestimable balor

4216r Et despues yba el muy manifico señor el señor duque de Alanson bestido de una ropa de horfabreria muy rica et guarnida de muy muchas piedras preçiosas e perlas e su caballo de la librea del cavallo del señor duque de Horlienes.

  • 5 Ms: yban yban

43Et despues yban5 el muy manifico señor duque de Borbon conde estable de Francia e el señor de Beoju bestidos e adornados en la propia librea e manera e sus cavallos del señor de Orlienes.

44Et luego tres ellos yban los dos fijos del duque de Nemures que el rey Loys de Françia fiço cortar la cabeça en Paris muy ricamente bestidos e adornados ellos e sus cavallos.

45Et despues y junto con ellos el señor de Totavila muy riquisyma e manificamente adornado de una ropa 16v de brocado que las piedras e joyeles que llebava sobre sy valia una ynestimable valor.

46Et luego, despues de todos estos, venia el muy cristianisimo y poderoso prinçipe e rey Xarles Syete rey de Françia façiendo su dicha entrada en Paris en hedad de quatorze años e çinco meses poco mas o menos, e estava el dicho señor armado todo en blanco e abia sobre su coraça un sayo todo batido de oro ençima de un pequeño corsier e alderredor d’él quatro cavalleros que llevaban el paño e çielo de oro todo senbrado de flor de lis, e llebaron los dichos cavalleros el dicho paño de la dicha capilla san Denis fasta la primera puerta de Paris que es llamada la puerta de san Denis, et a la dicha puerta 17r los quatro egebines e regidores de la dicha çibdad tomaron el çielo e lo llevaron fasta otra puerta que es llamada la puerta au Pueyntras, e a la dicha puerta desçendieron los quatro presydentes de parlamento e tomaron el gobernamiento del dicho çielo fasta el xatelete de Paris, e del xatelete venieron quatro de los señores contadores e del tesoro que tomaron el çielo e lo llevaron fasta la puerta del pales real e de alli fasta la puerta de la iglesia mayor, e en esta manera llevaron el muy cristianisimo rey e todabia yban delante d’el su guarda de treçientos archeros a pie muy cargados de horfabreria con sus alabardas cada uno et muy mucho en hordenança.

  • 6 Ms: que que fueron

4717v Et agora tornaremos a la primera puerta de Paris por donde el muy cristianisimo rey entro e recontaremos de los juegos e misterios que fueron6 jugados fasta la puerta del pales real.

48Et en la primera puerta nonbrada la puerta de San Denis abia un misterio en el qual estava se[ñ]al como el primero rey christiano de Françia, nonbrado el rey Clubis, fizo su entrada en la dicha çibdad de Paris, e de muy muchos milagros que nuestro señor fizo por el que serian luengos de contar.

49Et despues mas adelante junto con la iglesia de los inoçentes abia un muy maravilloso misterio 18r de como el rey Herodes façia descabezar los ynoçentes, asy sotilmente que todo el mundo que los miraba los semejaba que fuesen bibos, ençima estaba Dios que enbiaba un angel por los bendeçir e bautisar en su sangre.

  • 7 Ms: fue|erça

50Et despues mas adelante delante el xatelete de Paris se façian de muy hermosos juegos en los tablados y jafaos, e ençima del mas alto abia un rey en estado real el qual por sotiles engenios enbiaba al pueblo que estava ençima de otro tablado mas bajo la virtud de paz e de nobleza e la virtud de fuerça7 e a la iglesia la virtud de onor 18v e de dilesçion, et entre estos dos misterios al lue[n]go de las ruas de un cabo e de otro abia ni[ñ]os fechos en la mas sotil façion del mundo e juntos con las bentanas de la casas que pareçian propiamente que estaban bivos, e meaban clarea e vino bastardo e vino de malvasya e vino greque, e otros que echavan rosas perfumes e otras cosas de muy buenos olores sobre el mundo que pasaba, e otros que meaban agua rosada e otras aguas de muy buenos holores. Et despues, un poco mas adelante del dicho xatelete, abia un otro tablado sobre el qual abia un niño que representaba la persona del rey e a sus pies 19r abia un lirio, e al pie del lirio estava el pueblo todo echado contra la tierra, el qual nino estaba sobre el lirio e se lebantaba en preseneficando que el rey de presente que Dios quiera salbar e los senores de su sangre relebaran el pueblo de Françia e echaran fuera la grand miseria et pobredad en que ha estado el año pasado.

51Et despues sobre la puente de los plateros fue presentado al rey un pastel muy grande lleno de pajaros todos bibos que el señor proboste l’en presento, e quando el rey fizo abrir el pastel en su presençia los pajaros se fueron bolando e cantando, en que 19v el rey tomo muy grand plaser.

52Et mas adelante sobre la dicha puente estava un luengo tablado sobre el qual estava demostrado el santo sacre del rey et la estoria del rey Saul e como el rey Dabid mato a Golias el gigante e otras estorias de grand sustançia sacadas de la Bribia del libro de los reys.

  • 8 Ms: purerta

53Et mas adelante a la primera puerta8 del pales abia otro jafaot sobre el qual estava asentado un niño que representaba la persona del rey e de ençima d’él deçendia el santo Espiritu que le dava bendeçion, e alli abia niños e donçellas que cantaban muy melodiosamente.

5420r Et despues el rey se partio de alli e se fue a la iglesia mayor de Paris e a la puerta de la dicha iglesia fallo toda la unibersita de Paris, el retor aconpañado de quarenta mill escolares, et el qual retor estava en su abito de retor mucho honradamente bestido e alderredor d’él muy grand nonbre de dotores, asy dotores en teologya como en todas otras artes, entre los quales dotores abia un solo que fiço una muy hermosa proposiçion ante el muy cristianisymo rey. Et despues el rey llego ante la puerta de la iglesia e la fallo çerrada e delante la dicha puerta estaban los muy reberendos 20v señores el obispo de Paris e el obispo de Neberes e el obispo de Meos con sus croças e mitras e con muy grandes e ricas capas e piedras preçiosas syn nonbra aconpañados de grand nonbre de diacres e sudiacres e canonigos de la dicha iglesia, todos bestidos de muy ricas capas de paño de oro, et alli en la presençia de todos ellos e del pueblo el muy cristianisymo rey fizo el juramento sobre los santos ebangelios e reliquias de Dios en la manera que aqui faze mençion.

55Et primeramente qu’el entreternia la santa iglesia en sus buenas libertades costunbres e franquezas, e que defenderia nuestra fe catolica contra todos enfieles, 21r et que echaria e faria echar fuera de su reyno todas eregias, et que entretendria a los labradores y mercaderos en todas sus buenas costunbres ançianas que son y serian justas asy al pequeño como al grande, e que guardaria su pueblo de ser fatigado de sus enemigos, e esto asy fecho abrieron las puertas cantando «Te Deum laudamus».

56Et despues por mas honradamente recebir el rey a la entrada de la iglesia e abiendo memoria, e en seneficança que el rey en su nueba venida y entrada de su çibdad de Paris deve librar todos presos de qualquier crimen que sean, fue hordenado por la 21v corte de parlamento so pena de ser traydores a la corona, que todas e qualesquier personas de la dicha çibdad que tenian pajaros o otras abes en xaolas, como papagayos e pigaças e otras abes, que las troxiesen dentro de la iglesia mayor, e como el rey fue dentro, todo el mundo soltaron sus abes que asy tenian en xaolas, e fueron tantos pajaros por la iglesia bolando e otros asentados ençima de las cabezas del pueblo, que abia dies bezes mas de abes que de gente, en que el rey obo mucho grand plaser e deleyte.

57Et luego asymismo fue pregonado que todas presiones fuesen abiertas por veynte e quatro oras et los presos crimines venieron con las cuerdas al cuello y con ellos los otros todos a la dicha iglesia rogando a Dios por la vida del rey.

5822rEt asy fue el rey ante el altar mayor de la virgen Maria, el qual hera muy ricamente adornado y ençima dél muy muchas dinas e santas reliquas e piedras e joyeles e el dicho obispo de Meos, dean de la dicha iglesia, se puso de rodillas ante el rey e le fizo una muy hermosa prosposyçion.

59Et luego el rey se lebanto e se fue a çenar a su palaçio real adonde el parlamento se tiene en el qual tobo corte real la qual çena fue muy suntiosa et ynposyble de recontar segu[n]d que en algo d’ello aqui se faze mençion, ca obo tantos presentes y entremes y danças y alegras, et 22v la çidad de Paris le puso en la dicha sala seys aparadores de plata e de oro de una ynestimable balor.

60Et como el rey entro en la sala començaron sonar juglares de tantas façiones que no se podrian escrevir e tronpetas e clarones.

De como el rey fue en su estado real9 asentado

  • 9 Ms: ral

61Et el rey fue asentado a la grand tabla de marbol que es en la grand sala del pales, la qual tiene de luengo fasta sesenta pies e fue asentado en medio d’ella, e del costado derecho apartado d’él obra de dos braças 23r estaban asentados los manificos e poderosos duques de Horlienes e de Alanson e el señor de Beoju y el conde Dolfin de Oberna, e del costado desquierdo, apartado d’él como dicho es otras dos brazas, estava el señor duque de Borbon condestable de Françia, et por fazer onor a los estranjeros el mariscal de Napules enbajador fue asentado a la tabla y asymismo el señor de Bresa tio del rey.

62Et los servidores de la dicha tabla eran los ocho maestres salas hordinarios e con ellos el conde don Mium mastresala mayor vestido de una ropa roçagante batida de oro serbiendo 23v de su ofiçio et el duque de Nemures que troxo el primero plato al rey.

Aqui comiençan los entremeses y presentes que fueron presentados al rey et a los senores de su tabla

63La señoria e comuna de Paris primeramente fue presentado al rey un san Miguel en pie puesto ençima de una roca, e estava la dicha roca senbrada de flor de lises et abia el dicho san Miguel un diablo debajo de sus pies en façion de dragon, el qual diablo abia sus espaldas contra tierra en le façiendo obedeçimiento e estaba el dicho san Miguel bien armado 24r et ençima de su arnes abia una mantellina de paño de oro muy rico e ençima la dicha mantellina una cruz blanca el escudo en la mano desquierda e en la mano derecha la espada toda desnuda la mano alta en mostrando que defenderia la orden de rey que el dicho san Miguel abia en derredor de su braço desquierdo et en derredor del dicho san Mig[u]el habia un hermoso huerto adonde abia muchas bestias salvajes e muchas liebres e conejos e perdizes e francolines e callas e otras abes de muchas maneras e sy abia en la dicha huerta ocho niños pequeños todos desnudos e cada uno tenia una banera de las armas del rey e cada uno 24v un escrito adonde abia çiertas palabras de loor del dicho señor los quales el dicho señor tomo e retubo en su mano quando la presentaçion.

Presente por el duque de Horlienes

  • 10 Ms: piedras piedras
  • 11 Ms: abia abia

64Un onbre de armas ençima de un cavallo ruçio muy fiero e era el dicho cavallo encobertado de unas cobiertas de un brocado de terciopelo carmesy muy rico e ençima estaban senbradas las armas del dicho señor y en las ancas del dicho cavallo abia un puerco espi e alderredor del cavallo tenia un collar de oro senbrado de piedras10 preçiosas muy ricas, e debajo del dicho collar 25r abia una armadura de malla que cobria todo el cuello del dicho cavallo fasta las orejas, e abia el onbre de armas la lança sobre el muslo e asy estava sobre un canpo en una terrasa e sobre su yelmo un sonbrero senbrado de piedras, e alderredor del borde abia una flor de lis que sobia ençima de su yelmo e hera de oro, e alderredor de la dicha flor de lis abia una sierpe coronada que tenia un niño en su boca sobre las ancas del dicho caballo junto con el puerco espigo, e el niño tenia una mançana de oro muy rica, e abia una roca bien çerca tres muy lindas damas asentadas en la dicha roca çerca d’él en façiendo senblante de le escorrir 25v et condoyr en la liça, entre las quales la una d’ellas tenia en su mano una gruesa sortixa de oro, en que avia tres piedras gruesas un robi e un diaman e un zafir, et del otro cabo syniestro abia11 un pelicano sobre una roca alta asentado sobre la dicha roca e abia debajo un huerto senbrado de dibersas flores, alderredor del qual huerto abia quatro moros a los quatro rincones del dicho huerto e cada uno tenia un adarga en la mano adonde estaban las armas del dicho señor e junto con los quatro moros cada uno tenia un puerco espi e una venera adonde estaban las armas del dicho señor de Horlienes.

Presente al señor de Alanson

6526r Al señor duque de Alanson fue presentado un leon ranpante de oro asentado sobre una terraza en una huerta senbrada de flores, el qual leon abia sobre sy una huca de armas muy cargada de horfabreria branlando, e alderredor del dicho huerto abia ocho banderas adonde estaban las armas del dicho señor, et dentro de la dicha huerta abia muchas vestias salvajes e liebres, conejos y otras abes.

Presente al señor de Borbon

  • 12 Ms: vna vna

66Le fue presentado un grifon asentado sobre una terrasa, e avia una mantellina de oro en 26v una terraza e en una muy linda façion, ca la mantelina hera de oro toda llena de esmaltes en la qual estaban las armas del dicho señor, e en la dicha terrasa abia un huerto alderredor del qual abia ocho ollas llenas de fuego e en cada una12 banera de sus armas e dentro de la dicha huerta abia çierbos e puercos monteses e otras vestias maravillosas.

  • 13 Ms: flor|res

67Al señor de Beoju fue presentado un çierbo bolando asentado sobre una terrasa en una huerta senbrada de flores13, el qual çierbo tenia un 27r escudo colgado al cuello, en el qual escudo estaban las harmas del dicho señor, e tenia el dicho çierbo un collar muy rico senbrado de flores e de rosas, alderredor del dicho huerto ocho veneras adonde staban las armas del dicho señor.

Al señor cardenal de Leon

68Fue presentado un fenis en fuego ardiente asentado sobre una terrasa en un huerto senbrado de flores, e tenia una gorgerina grande colgada al quello senbrada toda de piedras mucho ricas, en el qual estava 27v un escudo colgado adonde estavan las armas del dicho señor.

Al señor mariscal de Napules

69Fue presentado un pabon façiendo la rueda sobre un prado verde en una huerta muy llena de flores, en el qual abia muchas liebres, perdizes e otras abes.

Al señor de Bresa

70Fue presentado un olicornio en un prado verde fecho sobre una terrasa en un huerto 28r senbrado de muchas flores, el qual olicornio abia una mantellina de oro bolante e alderredor d’ella ocho veneras adonde estaban las harmas del dicho señor con muchas vestias salbajes enderredor.

Al señor conde Dolfin de Oberna

71Fue presentado un tigre asentado en una terraça sobre un roque dentro de un huerto senbrado de flores, teniendo con uno de sus pies una darga adonde estaban las armas del dicho señor, e abia en el huerto y roque muchas vestias salvajes.

  • 14 Ms: e e

72h28v Al señor de Bandomo fue presentado un cisne dentro de unas mareas llenas de juncos, e alderredor del qual abia muchos labancos e otras aves muchas, e alderredor14 de las dichas mareas abia seys veneras adonde estaban las armas del dicho señor.

73Et otro dia por la mañana partio el rey de su pales e se fue en su casa de Tornelas cabe la Vastilla en la calle que es llamada de Sant Antuena, en la qual calle abia lizas muy bien hordenadas adonde fueron fechas justas pregonadas de la parte del señor de Orlienes.

29r De como el muy manifico señor de Orlienes fizo hordenar las justas e tubo los renques el e çinco cavalleros por espaçio de syete dias

  • 15 Ms: Otro dia dia

74Otro dia15 por la mana despues que el rey fue venido a su dicha casa de Tornelas fallo delante d’ella una muy atabiada liza, e donde e de la una parte abia un muy grand tablado muy ricamente cobierto e enparamentado de paños de oro e de seda, en medio del qual tablado estaba un perron que es llamado un grand pilar de madera e hera todo verde, h29v en el qual pilar abia veynte o treynta estacas de la misma color del pilar e enderredor del dicho pilar abia quatro reys de armas del rey que esperaban el escudo del dicho señor de Horlienes.

75Et luego despues, como a ora de mediodia, vino un nonbrado Françisco de Conaque, cavalleriço mayor del dicho señor de Horlienes, el qual traýa el escudo del dicho señor muy manificamente ençima de un muy espeçial corsier aconpanado de muchos cavalleros y escuderos e otra muy mucha gente 30r tanto a cavallo como a pie, e hera el blason muy triunfante, e en los dos costados del dicho cavalleriso abia dos muy lindas donzellas et muy ricamente vestidas e adornadas y de muy ricas cadenas de oro e çintas e piedras preçiosas, de grand balor tanto que seria maravilla contar ni estimar la valor, las quales donçellas llevaban ençima de sus cabezas cada una una crespina de oro, e ençima las crespinas llevaba cada una una muy rica corona de oro e todos sus cavellos colgados por 30v debajo muy luengos e mas rojos que oro e venian las dichas donzellas cada una ençima de una acanea blanca que dos escuderos muy atabiados llebavan por el freno, e a los dos cabos del dicho cavallerizo que llebava el blason del dicho señor, estaban las dos donzellas que tenian el escudo que llevava el dicho cavallerizo cada una de una mano.

  • 16 Ms: ar|armas

76Et delante ellos yban muchos escuderos e damas e donzellas e un gentil onbre ençima de un muy feros corsier con unos paramentos de terciopelo carmesy e con un grueso collar de canpañas de oro al cuello faziendo 31r muy grandes saltos y bueltas por facer plazer al mundo, et delante este dicho gentil onbre abia muchas tronpetas e otros estrumentos de muchas maneras que sonaban e façian muy grande estruendo et en tal manera cabalgaron al luengo de la rua de Sant Antuena e fasta que venyeron fazer una buelta al luengo de las lizas, et despues venieron delante el dicho tablado et desçendieron et sobieron ençima por colgar el escudo del dicho señor de Horlienes en el peron e pilar ya dicho et quando el dicho caballerizo e donzellas e reys de armas syn ningunos otros et todabia tenian las dichas donzellas el escudo cada una por un cabo et feçieron deçir e a pregonar por la boz de un rey de armas16 31v nonbrado Horlienes tales palabras como adelante diran:

  • 17 Ms: adas adado

77—Señores ofiçiales de armas, ved aqui dos donçellas genas de poca hedad que vos presentan el escudo de mi dicho señor para que lo colgues en el perron verde ya dicho pilar de adado17, et le vos dan e dexan en guarda para que lo colgues de dos oras despues de mediodia fasta syete dias primeros seguientes, a fin que sy ay algunos señores o prinçipes varones cavalleros escuderos e gentiles onbres de nonbre e de armas que sean asy ardidos de le tocar, que ellos se fagan enregistrar nonbres e sobrenonbres e los deçir, que por çierto el domingo despues 32r de la entrada del rey ellos fallaran sobre los renques el dicho señor e syete gentiles onbres con el que reçibiran e despacharan en su buelta cada uno asy como seran fallados en escrito segu[n]d el contenido de los dichos articulos asy pieza ha poblicados.

78Et despues las palabras asy dichas por los dichos reys de armas e el escudo reçebido mucho onorablemente puesto e colgado en el dicho perron, luego muy presto despues benieron muchos varones cavalleros escuderos requerir a los dichos ofeçiales tocar al dicho escudo 32v por ellos se fallar al dia del dicho paso e entreprisa, lo qual les fue otorgado e fueron todos los que tocaron al dicho escudo enregistrados uno despues de otro como aqui abajo faze mençion.

79Et luego primeramente bino miçer Gujon de Totavila señor de Moyon, el qual toco al escudo e arquero muy grand honor, qua en los syete dias de los renques se mostro sobre todos los otros e despues de los syete dias tobo los renques otros syete el solo a quantos venir quisyeron, adonde fizo de su marca a tres o quatro que a todo el tiempo de su bida sera memoria.

8033r Et despues vino e toco al escudo micer Jaques de Totavila probot de Paris, et despues toco al dicho escudo micer Juan de Janbas señor de Monsoreo, et despues toco Andres de Bibona, et despues Xarles de Vilad, et despues Loys de Ponseo, que es dicho Cadoraque, et despues miçer Pierres Dupuy e despues Olibier Baraton, Françisco Baraton, Jaques de Beofort, Juan de Polgante, Jofre de Vilas, Gujon de Barras, Hugus de Vilaneba, Guines de Xatelvill el señor de Pous, Anton de Guill, Juan de Aoneja que’s de Crosol, Juan de Culant, 33v Françisco de Buel, Jaques de Teni, Juan de Targas, Loys de Culan, Matio Obin, miçer Juan de Tanpas, Xarles de Lubres, Juan de Latur, Antuena Lobres, los quales instaron contra el dicho señor de Horlienes y contra los cavalleros que en su conpania tobieron los renques, e no se dize nada de los que obieron lo mejor porque seria luengo de contar.

81Pero aqui adelante se sygue y se muestra en pintura de como e de la manera que el pilar hadado fue ordenado y de como vino el señor de Moyon tocar al escudo y despues como vino a la liça el señor duque de Horlienes y el dicho señor de Moyon cada uno y en la manera atabiados que en la dicha pintura faze mençion.

34r Aqui comienza el paso e justas et armas que ha fecho miçer Glaoda de Baudre el qual se façia nonbrar el cavallero a la Susia que quiere deçir el cavallero al pensamiento

82El cavallero a la Susia fizo publicar el caso por que el es dispuesto de fazer armas et primeramente.

83Et el fizo saber que el es de la tierra desyerta borgoñona, serbidor al muy alto et muy noble prinçipe el señor duque de Alanson.

  • 18 Ms: e et el

84Et el qual cavallero la Sosia mobido de conpasion de corazon e de la muy pesada carga que el bio 34v sostener e llebar a su defunto amo el duque de Borgoña en el valle de los hermitaños, él tomo una sy terrible carga sobre el corazon que fue sostenido de fuerza de tristeza a abandonar su dicho amo et tomar liçençia d’él e de su dama e se retiro a la grand forca de Caos, e por grand desplazer fizo fazer su hermitaje en medio de la dicha floresta al pie de una montaña que se llama el Monrolan, et porque el dicho cavallero a la Susia a seydo conosçido en su hermitaje et por los serbiçios qu’el ha fechos en la tierra ha seydo costrenido de dexar su hermitaje e et el18 mobido e delibrado de se yr todo derecho en las marcas de Granada para faser la guerra a los ynfieles 35r deseando de todo su poder fazer serbiçio al muy alto e muy poderoso el señor rey d’España e yendo de camino pasando y trabesando el reyno de Françia, se fallo en el ducado de Alanson adonde fallo el noble e poderoso señor el duque de Alanson, que honorablemente le detubo et apunto en su serbiçio et le dio lugar y espaçio en la alta floresta de Antona por fazer un hermitaje. En el qual logar un juebes de mañana el dicho cavallero se yba deciendo sus paternostres al luengo de un grand camino e el encontro una muy hermosa et noble damasela que benia de las marcas de Paris, 35v la qual veyendo el dicho cavallero todo lleno de tristeza le quistiona tanto que fue costrenido a ella declarar su entrepisa. Estonze la dama, mobida de piadad por descargar el dicho cavallero de la carga que llevaba, le declaro que el rey muy cristiano se yba a Reyns por se fazer sagrar e coronar et debia en el mes de junio fazer su entrada en Paris, que es la prençipal e mejor villa de su reyno.

85Porque el dicho cavallero a la Susia conosçiendo que en la dicha contrada se fallarian grand nonbre de cavalleros e d’escuderos 36r por ganar prez e honor, el qual cavallero a la Susya tomo liçençia et del consentymiento de su amo el duque de Alanson tomo el camino de la dicha forca de Antona por benir funder su hermitaje entre Paris e el bues de Binçenes.

86Et en el qual logar el dicho cavallero a la Sosia fizo saber a todos cavalleros e nobles onbres que sobre los renques se querran fallar, que por la descarga de la Sosia el es delibrado de los recebir et conbatir en arneses de guerra lo mejor que posible le sera a dos carreras e a dos golpes de lanza e a onze golpes d’espada donde el que 36v veniere de fuera abra e podra escojer las lanzas e las espadas.

87Et no podra ninguno fazer armas a la encontra del dicho cavallero a la Sosia synon que sea probado por los araos de armas ser noble e de noble linaje.

88Et demas d’esto, sera tenido el que beniere de fuera de entretener las hordenanzas e de llevar et colgar su escudo en el pilar e perron antes que conbata, e sy es cavallero el fara poner su nonbre en letras de oro, e sy es escudero en letras de plata, los quales 37r nonbres ellos faran meter et enregistrar en un grand escudo verde, el qual escudo esta colgado en el dicho perron.

89Et mas faze saber el dicho cavallero a la Sosia: que sy ay algund noble onbre que aya alguna entrepisa de armas sobre el coraçon, que por ante d’esto non la aya podido conplir, que enbie sus articulos por escrito al dicho cavallero a la Sosia et el los reçibira e synara por forneçer a su entrepisa en todas maneras asy a 37v pie como a cavallo e fasta en fin de la bida.

90Et sy abiene que Dios quiera que el dicho cavallero a la Sosia sea desfecho e por el que beniere de fuera metido a muerte, el dara fasta nonbre de quatro otros nobles onbres por forneçer el entrepisa del dicho cavallero que veniere de fuera fasta en fin de la bida.

91Et si acaeze que alguno de los cavalleros faga perder el espada de su conpanero, el que asy ha[b]ra perdido su espada sera tenido dar a su 38r conpanero un adarga de oro de la valor de mill escudos o dende arriba o abajo.

92Et si abiene que alguno mate o fiera el cavallo de su conpanero el sera tenudo a causa de la ofensa de yr de mandar merçed a la dama de aquel a quien el cavallo ferido sera, e demas sastisfara a la ordenanza de los juezes que para esto son cometidos. Et por esto ruega el cavallero a la Susia a todas damas que ellas quieran ynduyra e rogar a los serbidores que ellos se fallen en su entrepisa, a fin 38v que por su moyan el sea descargado de la Sosia e a conplir la boluntad de su dama et le fazer buen reporte de su Sosia, de la qual e por amor d’ella el se ofreçe de los fazer serbiçio e honor en todo lo que posyble le sera.

93Et entiende el cavallero a la Susia que por conplir las cosas sobredichas el tendra el paso por onze dias a comenzar desde veynte e dos dias de julio primeros seguientes et sera presto de reçebir cada dia honze nobles onbres. Fecho en Paris a quinze dias de junio año del 39r señor de mill e quatroçientos e ochenta e quatro, asy synon Glauda de Bandres.

94Et agora comienza el horden et manera del campo, et como el perron e pilar ya dicho fue fecho et fundado sobre la fuente, et alderredor de la fuente quatro beneras adonde estaban las armas del dicho cavallero, et al otro cabo del canpo estaba el hermitaje del dicho cavallero et asymismo la manera como conbatieron et los no[n]bres d’ellos.

95Et despues el juebes a veynte dos dias del mes de julio 39v año del señor de mill e quatroçientos e ochenta e quatro el dia de la Madelena el dicho cavallero a la Susia comenzo su paso delante Paris, adonde abia fecho hordenar su canpo delante Sant Antuena de Xans en la manera que se sigue: et primeramente açerca de la fuente del dicho Sant Antuena abia fecho plantar una alta colunba desde el miercoles antes a dos dias del dicho mes de julio, la qual estaba muy sentidamente et manificamente fecha en manera de marbol jaspo e de muchas otras colores et era obra de seys o syete brazas de alto e una braza de 40r grueso, e sy abia alderredor de la dicha colunba quatorze estacas bien gruesas todas verdes alderredor del dicho perron en manera de crochetes por colgar los escudos, que los que devian e querian fazer armas contra el dicho cavallero, et alderredor del cabo d’ençima abia de muy gruesas fojas tornadas e doradas de fino oro, e se nonbrava el dicho perron el pilar fadado, alderredor del qual conbenia sobir çinco o s[e]ys escalon[e]s bien pintados e hordenados antes que sobiesen al pie del dicho pilar, 40v sobre el qual abia el ymagen et estatura de una muy linda donçella toda desnuda et en cavellos que le colgaban fasta el calcaño rubios como fino oro, que hera asy bien fecha como jamas criatura fue fecha, et tenia una flor llamada sosia en su mano derecha e su cara tornada derecho al canpo adonde las harmas se debian fazer, et en la mano syniestra tenia una grand aguila de oro encadenada por el cuello de una cadena de grand balor, la qual aguila abia en su cuello colgado 41r un escudo de las harmas del señor de Alanson.

  • 19 Ms: tienerno
  • 20 Ms: como como

96Et el miercoles seguiente, a veynte un dias del mes de julio, fueron colgados dos escudos en el dicho perron, el uno pintado de las armas del dicho cavallero et fue colgado en el estaca mas alta del dicho perron, et el otro escudo fue colgado bajo e hera todo berde et bien grande et una banda en medio blanca e bioleta, et fue alli puesto por poner en escrito los nonbres de los que querian fazer armas contra el dicho cavallero segund lo contenido en los capitulos sobredichos, los quales estaban en el dicho escudo et fue colga[do] 41v por el primero el escudo del muy ecelente et poderoso e baliente prinçipe et el gentil duque de Horlienes bien ricamente blasonado de sus armas, el qual escudo fue traydo a colgar en el perron con grand trihunfo et mucho aconpa[ñ]ado tanto que seria luengo de contar, qua el dicho miercoles entre tres e quatro oras despues de mediodia vino el manifico duque de Horlienes aconpañado de madama de Horlienes su madre et de muy grand nonbre de cavalleros et escuderos et asy de damas et donzellas, la qual conpañia hera maravilla de ber el trihunfo que traýan de riquezas sobre sy, et alli fue presentado 42r a los reys d’armas en la presençia del dicho cavallero a la Susia, los quales le reçibieron muy onorablemente de buena boluntad et de buen coraçon, et fue luego colgado en lo mas alto del dicho perron, et estandole colgando fue asy grand bruto de tronpetas e clarones e otros sacabuches e dulçaynas con tantos menestreles que era una marabilla de ber et desque esto asy fue fecho se torneren et vino la muy noble dama de Horlienes madre del dicho prinçipe e soplico muy dulçemente al dicho cavallero a la Sosia que le pluguiese aber por encomendado a 42v su fijo, deçiendo que el era de poca hedad et tierno19 et que sobre todo ella se le encomendava, a que el cavallero respondio: «A grand reberençia tres noble e poderosa dama, el señor vuestro fijo es muy manifico et muy birtuoso et muy noble prinçipe et yo mismo sobre todos los otros me encomiendo a el et a vos, asy que yo soy mas tenudo que a todos los que biben el dia de oy considerando el onor et la grand graçia que me fazes amos a dos, deçiendo que se quiere eprobar en armas contra mi, 43r que soy un pobre cavallero destroydo et deseredado et non lo sabria jamas deserbir anber el ni enver bos, mi tres noble dama, mi cuerpo et mis bienes que son de poca balor et estima son suyos et vuestros por fazer lo que vos plazera me mandar y fasta la postre de mi bida». Et despues d’estos lenguajes et palabras asy dichas, el gentil duque de Orlienes con su muy noble madre e conpañia se tornaron a Paris tomar mucho plazer atendiendo a la manera, et el cavallero se torno en su posada dentro de su hermitaje, et luego 43v los reys d’armas fiçieron poner el nobre del gentil duque de Orlienes en escrito en el tablado en letras de oro muy alto en la çima de las letras su nonbre Loys, et fue aquel que fizo armas por el primero dia contra el dicho cavallero como20 adelante oyres ca el plazer et boluntad del rey fue tal.

  • 21 Ms: otro et
  • 22 Ms: en en
  • 23 Ms: marcaban
  • 24 Ms: oro
  • 25 Ms: como como
  • 26 Ms: carrea
  • 27 Ms: era
  • 28 Ms: de de
  • 29 Ms:que que
  • 30 Ms: tortono

97Et despues ençima la dicha fuente junto con el dicho perron abia una grand tunba de piedra toda carrea sobre la qual e a los quatro cantones abia quatro pequeñas colunbas de yerro de quatro pies de alto pintados de colores de 44r bioletas et rosas blancas, sobre las quales estaban quatro pequas veneras pintadas de las armas donde el dicho cavallero a la Susia fue deçendido de los quatro costados, et en medio de las dichas colunbas et sobre la fuente abia una gran sylla por se asentar un grand jayan que era muy ricamente atabiado de las cadenas del dicho caballero et vestido de damasco blanco a la façion zerrasina e morisca et muy terrible a le mirar para dar entrada a todos cavalleros et escuderos que vernian en armas, a fin que no podiesen 44v pasar syn que el cavallero fuese abertido por ellos conbatir et antes venir a su entrepisa segund lo contenido de sus capitulos, el qual jayan tenia en su mano un cuerno muy artifiçialmente fecho por le sonar quando algund estranjero veniere en armas por avertir el cavallero a la Sosia su amo e de aquel dia en adelante e fasta que el dicho paso fuese acabado, e estaban alderredor del perron los dos araos de armas adrezados de la color del dicho caballero con sus cotas de armas del dicho cavallero para alli reçebir e registrar los que vernian fazer 45r armas a l’ancontra del dicho cavallero e por fazer pintar sus nonbres en el dicho perron e los escrebir en el escudo, los cavalleros en letras de oro e los escuderos en letras de plata, et asymismo por saber sy los que vernian por fazer armas e heran gentiles onbres de quatro costados, et para reçebir cada dia çierto nonbre fasta aquel dia. E de aquel dia en adelante como beniesen fasta en la fin del paso et alderredor del dicho perron fasta el canpo adonde debian conbatir estava çercado de una çerca de madera et el ancho dentro obra de dosse pasadas en ancho adonde aquellos que 45v debian fazer armas contra el dicho cavallero se venian entrar, et de alli non partian fasta que el dicho cavallero fuese partido de su hermitaje et venido en su canpo por conbatir como abajo faze mençion, et de la pequa clotura ya dicha de doze pasadas en ancho comenzava el dicho canpo, e contenia çiento e quarenta pasos de luengo e treinta en ancho, et estava todo çerrado alderredor de madera obra de quatro a çinco pies de alto por guardar las gentes de entrar dentro et por mirar conbatir et 46r del cabo de fuera Paris abia un çierto nonbre de xafaos et prinçipalmente abia uno por la persona del rey et madama de Beoju su hermana et muchos otros grandes señores que continamente son alderredor de la persona del rey, el qual jafaot hera bien ricamente adornado de muy rica tapiçeria. El segundo jafaut era por mada[ma] de Horlienes, el qual asy era muy ricamente adornado, et bien aconpañada de señores e cavalleros e escuderos e asy de damas et donzellas. Et estava la dicha dama ese dia la mas ricamente atabiada que dama de quantas ese dia en el canpo se fallaron 46v et que mas buen pareçer mostrava. Et el terçero jafaot era por una parte de los de la casa del rey, es a saber, por gentes de todos estados como por señores, cavalleros e escuderos, et damas et dameselas, et asy por una parte de los de la guarda del rey. Et del mismo cabo abia otro xafaos que algunas gentes de Paris fezieron faser por los señores del parlamento e por todos los otros que ay podian caber et del otro cabo contra el bues de Vinçenas abia otro21 jafaot que contenia casy del uno del cabo del canpo fasta el otro, el qual hera asaz sofiçente 47r por sostener cinquanta mill personas adonde los mercaderes que feçieron fazer el dicho jafaot façian pagar a quantos en22 el querian sobir çierta suma de dineros, en lo qual ganaron muy mucho aver durando el tienpo que el paso turo. Et en el cabo del dicho canpo abia un gran pabellon quadrado et a cada cabo abia manera de torre fecha del mismo lienzo et en medio del dicho pabellon abia ençima como una torre de omenaje que sobrepujaba mucho sobre el dicho pabellon e ençima la dicha torre de omenaje hera abierta et entraba por ella muy grand claridat, 47v et ençima de las dichas torres abia en cada una una venera en que estaban las armas del señor de Borbon, conde estable de Franzia, et estava alli puesto el dicho pabellon por representar el hermitaje del dicho cavallero a la Susia, et en el dicho pabellon, el dicho cavallero se armaba et cabalgava a cavallo todo presto por conbatir antes que entrase en el canpo como abajo faze mension, et alli dentro abia el dicho cavallero todo su fecho bien ordenado et muchas gentes de bien que estaban alderredor de su persona por le armar e muchos armeros que miraban que nada non 48r faltase a su arnes et asy palafreneros e ferradores que procuraban sus cavalleros, los quales eran todos gentes de grand entendimiento. Et çerca del dicho hermitaje del cabo del bues de Binçenas abia un pequeño pabellon todo redondo adonde el dicho cavallero oýa misa, et del otro cabo haza Paris abia una grand tienda en manera d'establo por poner fasta veynte caballos et al uno de los cabos de la dicha tienda abia como una camara para tener feno y abena et para adonde dormian los dichos palafreneros. Et entre el ermitaje 48v e la dicha tienda abia un hermoso pabellon quadrado que serbia de despensa al dicho cavallero et generalmente todas las tiendas et pabellones eran en beneras las armas del duque de Borbon e las abia el dicho señor prestadas al dicho cavallero para se servir et fazer a su boluntad que armadas y puestas en el canpo semejavan un castillo. Et el juebes a ora de quatro o çinco oras despues medio dia bino el noble rey de Françia aconpañado del señor de Borbon su conde estable e del señor de Horlienes e del señor de Beoju e del señor de Bandomo e del señor de Dumes et 49r del margal Dege et del marixal de Brogoña et de muchos otros grandes señores de su reyno, con los tres capitanes de su garda e todos sus archeros que eran obra de fasta quatroçientos los quales yban e marchaban23 alderredor de la persona del rey et entro el rey por el canpo del cabo del hermitaje del dicho cavallero e trabeso el rey por todo el canpo et vino a Sant Antuena a ver el gentil duque de Orlienes que ya era armado por venir fazer armas con el dicho cavallero, et quando el 49v rey bio que el hera presto se partio por yr sobir en su jafaot e luego despues et en esta mesma ora,24 llego madama de Beoju aconpañada de madama de Dumies, su tia, con muy grand nonbre de damas et donzellas todas ençima de gruesas acaneas et otras ençima de garriotes branlando, muy ricamente atabiadas, que luego deçendieron et sobieron sobre el ejafaot del rey. Mas un poco antes que el rey fuese llegado et sobido sobre su ejafaot, era venido el cavallero 50r a la Susia en su hermitaje por se armar et poner en punto et le abia acompañado el gentil duque de Horliens fasta el hermitaje e madama su madre, et luego se torno a se armar e poner en punto por venir acabar su entreprisa. Et luego que el rey fue sobido en su exafaot, fue obierto el dicho hermitaje, del qual salieron quatro osos que yban todo derecho al perron, con sus patas tenia cada uno una tronpeta a grandes baneras de las armas del dicho cavallero, et sonaban muy fuerte que era una 50v muy estraña cosa a los que lo miraban. Et detras los dichos osos yban los dos heraos de armas et despues yba el grand jayan para se asentar en su sylla por la guarda et entrada del dicho paso, et de alli en adelante, tanto quanto duro el dicho paso, por cada dia que el cavallero fazia armas, yba el jayan al perron como25 ençima faze mension, et el estando en su sylla, los reys d'armas et osos tornaban en su hermitaje. Et luego vino el duque de Horlienes, muy ricamente a caballo, armado 51r et el cursier negro e armado de unas cobiertas muy ricas e sobre las cobiertas abia unos paramentos de brocado muy rico, aconpañado de muy grandes señores de Françia et delante d'el muy grand moltitudo de reys, de armas e de tronpetas et otros juglares, et luego que fue llegado a la entrada del dicho canpo fasa el perron vermejon, los dos araos del cavallero trayendo cada uno una lança et dos grandes señores detras d'ellos llebando cada uno una espada, de que el uno era el duque de Borbon e el otro 51v el mariscal de Borgoña, los quales juntos presentaron las dos lanças y espadas al gentil duque de Horlienes para que escoxese a su plaser, lo qual el fizo luego, et la otra espada e lanza fue tornada al dicho cavallero e supitamente el hermitaje fue luego obierto et salieron los quatro osos sonando sus tronpetas et tres ellos partieron dos cavalleros encabalgados a la gineta, aguisados a la morisca, bestidos de ropas de damasco blanco de la color del dicho cavallero, et llebaban grandes barbas negras 52r et grandes sonbreros a la manera de Torquia, los quales venieron del luengo del canpo façiendo carrera26. Et luego despues venieron dos cavalleros hermitaños et en tal manera atabiados bestidos de damasco blanco et sus chaperones de mismo, et con muy grandes barbas blancas e con gruesas cuentas al cuello, et llevaba el uno de los dos hermitas la banera del dicho cavallero pintada de sus armas et el otro llevaba un grand estandarte en el qual abia en figura de un onbre armado de todas pieças 52v et sobre su armete una yrna llamada sosia, a su cuello abia una senbradura en que el labrador syenbra su trigo que colgaba contra [a]bajo seneficando que todo era senbrado, et era el dicho estandarte todo senbrado de nobles del un cabo fasta el otro et letras que desian: «Por lealtad yo he todo senbrado». Et despues de los hermitas partio el dicho cavallero a la Susia de su hermitaje harmado de todas piezas asy bien que nada non le faltaba, et ençima de un gentil corsier con dos paramentos rastrando por tierra, 53r adonde el de ençima hera de brocado franjado por bajo todo muy ricamente e las franjas eran27 de seda e de28 dos pies de luengo, et abia el caballo alderredor del cuello gruesos paternostres de oro. Et saliendo fuera de su hermitaje, alço el braço faziendo el syno de la cruz, et teniendo el braço alto, fizo fazer tres o quatro saltos a su corsyer fasta çerca del jafaot adonde estaba madama de Orlienes, la qual le rogo que quitase un paramento d'ençima a su cavallo porque debajo abia otros que eran de 53v de tafetas gris senbrado de aguilas de oro et tenia cada una en su pico unos paternostres de oro. Et llevaba el dicho cavallero detras de sy seys onbres de pie bestidos de damasco blanco corriendo toda bia tras él e luego la gentil dama de Orlienes bien dulçe et graçiosamente encomendo su fijo al dicho cavallero, a la qual respondio hunblemente: «Madama, sy a Dios plase, yo fare tanto que29 vuestra persona e todos los otros serés contentos». E sobre estas palabras fue dado al dicho 54r cavallero su espada e despues su lança, et començo a pisar todo el paso ante el dicho señor de Orlienes, et atendiendole porque no estava bien armado a su voluntad, no pudo bien abajar su lança a su guisa e por esto el dicho cavallero non le quiso tocar de la suya e la echo a tierra por detras, e pasaron adelante e luego metieron mano a las espadas e luego el duque de Horlienes corrio sobre el dicho cavallero feriendo de muy rudos et grandes golpes d'espada como a él 54v hera posible de dar, mas el cavallero, que bien estava armado e a cavallo no se esforçaba mucho más por fazer contenençia, e a fin que el mundo non pensase que lo façia por flateria, dio dos o tres golpes bien reçio al gentil duque syn le grebar nin fazer ningun mal, que por ninguna cosa el dicho cavallero non lo quisiera fazer, et asy él era bien armado. Et luego las guardas a esto cometidas se metieron entre ellos, et luego fueron las armas acabadas 55r et venieron los dos conbatientes delante del rey al qual fue dicho por los grandes señores que ellos abian muy bien fecho et alli el gentil duque de Orlienes, en la presençia del rey, abraço el dicho cavallero, en le offreçiendo la persona e bienes sy nesçesario era, de que el cavallero le regradeçio hunblemente del onor que le façia. E despues que las palabras dichas, el gentil duque tomo liçensia del rey et se fue asy aconpa[ñ]ado como vino a desharmar a su posada, et el rey et su gente se bino çenar a su çibdad de Paris 55v et el cavallero a la Susia se torno30 a su hermitaje façiendo saltos e bueltas et pasando, vino a dar muchas graçias a madama de Orlienes del oferta que el manifico duque su fijo le abia fecho, de que ella fue muy contenta. Et el dicho cavallero se fue desarmar e todo el pueblo que alli fue venido de Paris por ver las dichas armas que eran por cuenta obra de nobenta e ocho mill personas, et estando el dicho cavallero desarmandose vino el duque de Orlienes, que ya era desarmado, ençima de una mula e en 56r dentro del hermitaje, adonde fallo el cavallero presto a se benir a su posada, et alli le rogo el duque e tanto ayncadamente, de que el dicho cavallero se escusaba mucho, que el fueçe zenar con él et estando en esto, vino su madre madama de Orlienes e miçer Jaques de Lisanburgo e Françes mon B et otros muchos, e le llebaron a su posada de Sant Antuena e fallaron la çena muy presta et alli el manifico duque e su muy noble madre, por el grand amor que tenian al cavallero, quedaron a çenar con él en su posada. E puesto que el cavallero no tobiese asy bien aguisado como a tales personas perteneçia, tomaron paçiençia et 56v por fazer onor al dicho cavallero, se asento el duque de una parte a la tabla e su madre de la otra, et ençima d'ellos et por su mandado ffue costrenido el dicho cavallero de se asentar al cabo de la tabla entre ellos dos, et los otros señores de grado en grado segu[n]d su estado, et alli fueron serbidos de sus manjares uno tras otro, mucho por horden que seria luengo de contar, et asy la melodia de los estrumentos de tantas maneras, et çenaron ay muchas damas et donzellas que despues de la çena dançaron por amor del dicho cavallero et el duque et madama su madre asymismo 57r, de que el dicho cavallero era mucho alegre. Et asy acabada la çena e danças, el cavallero muy onorablemente les agradezio la paçienzia et onor que les abia plaçido de le fazer e que tomasen en paçiençia los pobre[s] bienes del probre hermitaje, et de alli tomaron liçençia porque el cavallero jamas quiso quedar fasta que los fue a condoyr fasta su posada, a la puerta de la qual se partio muy graçiosamente d'ellos e se torno a su posada, dando a Dios muchas graçias del honor que le abia plaçido dar por aquel dia.

Et agora comiençan los nonbres de aquellos que conbatieron 57v a lancontra del dicho cavallero a la Sosia e contra los quatro onbres de armas que ayudaron al dicho cavallero el trasero dia a çerrar su paso

  • 31 Ms: uno e

98Et fueron por cuenta todos los que conbatieron con el dicho cavallero treynta et syete, de que faze mençion en este libro de los veynte e syete segund que los nonbres e escudos de cada uno31 delante faze mençion, et de los otros dias non faze mençion porque non fezieron cosa de que escrevirse deva, salvo que obo dia que el cavallero conbatio onze.

58r [hoja en blanco] [dibujo en doble página]

58vEt primeramente el duque de Horlienes vino el miercoles a XXI de julio e fizo colgar su escudo et escrebir su nonbre en letras de oro «Loys».

Et despues vino Jua[n] Baoger, rey di Berot, el qual fizo colgar su escudo e escrebir su nonbre en letras de oro.

Juan Martel, señor de Ramas, fizo colgar su escudo et poner su nonbre en letras de oro, et despues lo[s] reys d'armas quitaron las letras de oro e las pusyeron de plata.

59r Rober de Lusas, que fizo poner su escudo e su nonbre en letras de plata,

Juan de Susana, que fizo colgar su escudo e su no[n]bre en letras de plata,

Juan de la Roja, que fizo colgar su escudo et su nonbre en letras de plata.

  • 32 Ms: e e

Juan Janu, que fizo colgar su escudo e32 escrevir su nonbre en letras de plata.

59v Et el biernes seguiente vino Glaoda de Santinan e fizo colgar su escudo e escrevyr su no[n]bre en letras de plata.

El juebes a XXte dias del dicho mes vino Jaques Min e fizo colgar su escudo e poner su nonbre en letras de plata.

Juan del Aje, que fizo colgar su escudo e se fizo escrebir en letras de plata.

Tristan de Labadan fizo colgar su escudo 60r e su nonbre en letras de plata.

Pierres Topin, que fizo colgar su escudo e su nonbre en letras de plata.

Jaques de la Cruz, que fizo colgar su escudo e su nonbre en letras de plata.

Françisco de Conaque, que fizo colgar su escudo e su nonbre en letras de plata.

Janot de Casaos, que fizo colgar su escudo e su nobre en letras de plata.

60v Et el viernes seguien[te] Juan de Danfibella fizo colgar su escudo e poner su nonbren letras de plata.

Xarles Fucar, que fizo colgar su escudo escrevir su no[n]bre en letras de plata.

Miguel de Mongiberti, que fizo colgar su escudo escrivir su no[n]bre en letras de plata.

Juan Xico, que fizo colgar su escudo e escrevir en letras de oro de argen.

61rE el postrimero dia del dicho mes vino Juan de la Tur señor de Glatinor, que fizo colgar su escudo e escribir su nonbre en letras de plata.

Guylloma Patin, que fizo colgar su escudo e escrebir su nonbre en letras de plata.

Remon de Pardillaque, que fizo colgar su escudo e escrevir su nonbre en letras de plata. Remon Gran de Seta, que fizo colgar su escudo e escrebir su nonbre en letras de plata.

61v Fucaot de Puertabufiera, que fizo colgar su escudo e escrebir su nonbre en letras de plata.

Rene Danglura, que fizo colgar su escudo e poner sus letras de plata.

E el domingo primero dia de agosto vino Loys de Sansimon, que fizo colgar su escudo nonbre en letras de plata.

  • 33 Ms: ponerner

Galaran Gujat, que fizo colgar su escudo e poner33 su nonbre en letras de plata.

62r Juan du Angar, que fizo colgar su escudo e escrebir su nonbre en letras de plata.

Et agora comienzan los no[n]bres de los quatro gentiles onbres que ayudaron a acabar el paso del dicho cavallero:

Pierres de Borne, que fizo colgar su escudo al dicho perron.

Pierres de Xandio, que fiço colgar su escudo como dicho es.

62vGujot de Tintevila, que fiço colgar su escudo et poner su nonbre en letras de plata.

Felipes de Bandre, señor de Moy e de Sanfala, que fizo colgar su escudo e poner su nonbre en letras de plata.

  • 34 Ms. "tornados".

99Et el viernes, a ora de tres oras despues de mediodia, a XXIII dias de julio, vino el rey con toda su [con]pañia, como el dia de antes, vino a su jafaot et grand 63r de muchas gentes tanto de Paris que de otra parte, et luego el jayan vino a su logar como abia de costunbre el dia de antes, et luego arribo a la barrera Ruber de Luzas bien armado, ençima de un cavallo encobertado, a quel fueron presentadas las lanzas y espadas, et las que dexo llevaron al dicho cavallero que luego salio de su hermitaje en la manera acostunbrada, bien armado e bien encabalgado, sobre su roçin unos paramentos de terçiopelo carmesy a franjas de oro, et abia sobre su armete una gruesa sosya, et posieron las lanzas en el ristre e corrieron 63v muy reçio uno contra otro sin se tocar de las lanzas, mas bien se ferieron de las espadas e en tal manera que el dicho de Lusas, del terçero golpe abatio la sosia de ynçima del armete del dicho cavallero, de que el dicho cavallero fue bien alegre de ser descargado de la sosia. E despues que se obieron bien conbatido e los golpes fornidos, ellos dos venieron ante el rey e se abraçaron e tomaron liçenzia el uno del otro e Rober de Lusas partio del dicho canpo por se desarmar e despues el dicho cavallero se torno a su hermitaje por esperar el primero venidero 64r. Et luego despues vino Juan de Susana, señor de Corinen a la barrera fuera bien armado et bien a caballo, sy luego le fueron enbiadas las lanzas e las espadas et escojo e las otras que dexo fueron tornad[a]s34 al dicho cavallero en la manera ya dicha, et el qual luego partio de su hermitaje, et Juan de Susana entro en el dicho canpo et venieron uno contra otro tanto quanto los cavallos los podieron llevar, et se encontraron de manera que el dicho de Susana ronpio su lança contra el dicho cavallero et despues metieron mano a las espadas et se dieron amos a dos de grandes e pesados golpes et en tal manera que en fin 64v de los çinco golpes, el dicho Susana dio un muy grand golpe al dicho cavallero sobre la basyera, de manera que se desclabo et quedo el dicho cavallero la cara descobierta, et conbien que el mundo que los miraba deçian que el dicho cavallero abria lo peor, pero muy esforçadamente, se cobriendo de su guantelete et de su espada, feria muy asperamente fasta que los onzes golpes fueron asy por cada uno dados, et luego las gentes para esto puestas se posyeron en medio et se fueron ante el rey et se abraçaron e con un grand amor se partieron de en uno et se fueron todos çenar.

  • 35 Ms. "otra".
  • 36 Ms. "cuyda".

10065r Et luego despues syn mucho tardar, volvio el rey aconpañado como de antes et el dicho cavallero que estava esperando el primero venidero, et su jayan bio que venia Juan Martel a la barrera, toco el cuerno et luego el cavallero enbio las lanças et espadas et las que refuso fueron llevadas al dicho cavallero, como dicho es, que presto partio de su ermitaje, et Juan Martel entrado en el dicho canpo, se dexaron yr el uno contra otro35 quanto los cavallos los pudieron llevar, pero non se tocaron de las lanças et metieron mano a las espadas et muy bien e de grandes golpes se daban, et cuydo36 el dicho Martel quitar el espada al dicho 65v cavallero pero que el le guardo bien et tamanos fueron los golpes que se dieron que la espada del dicho cavallero estaba toda buelta e mellada, et asy acabaron los onze golpes cada uno e fueron despartidos et venieron ante el rey et se abraçaron et graziosamente se torno cada uno et el cavallo se torno en su hermitaje.

101Et luego despues vino a la barrera Juan Martel, rey di Berot, et el jayan sono el cuerno e luego enbio el cavallero las lanças e espadas et el refus d'ellas fue tornado al cavallero, el qual luego salio et el dicho 66r rey di Berot entrado en el canpo, se dejaron venir uno contra otro pero que no se encontraron, et metieron mano a las espadas et mucho asperament se ferian e tanto que el dicho cavallero ronpio el guardabraço al dicho rey di Berot et luego los golpes fornidos, venieron ante el rey et se abraçaron et muy graçiosamente se partieron el uno del otro et alli dixo el cavallero al rey: «Señor, yo me puedo bien ventar que delante Vuestra Magestad yo e conbatido un rey», de lo qual el rey et los que con el eran se comenzaron mucho a reyr, deçiendo que el cavallero deçia verdad, et como el rey de Verot 66v salio fuera de la barrera, el cavallo que llevaba, que era el corsier del seniscal de Tolosa que la reyna d'España abia dado al seniscal de Probençia, tomo con su boca un roçinejo en que estava cavallero un tronpeta de manera que tronpeta et roçin llevasen el ari asy el cavallo que non se lo podian quitar de la boca, de que el mundo todo era marabillado et fue en grand danger el tronpeta. Esto duro una vuena pieça et despues d'esto se fue el cavallero a su hermitaje.

  • 37 Ms: de de
  • 38 Ms: ardidido

102Et luego despues d'esto llegó 67r a la barrera Juan de la Roja et el gayan sono el cuerno, luego el cavallero enbio las lanças et espadas e el refus fue tornado al dicho cavallero que luego salio sobre su mismo cavallo de que antes abia conbatido, ca le fallava muy bueno, et se dexavan venir uno contra otro pero que non ronpieron las lanças e posyeron mano a sus espadas et començaron a se conbatir de muy grandes golpes e en tal manera que el cavallero quito e tomo su espada al dicho de la Roja e muchos de los que alli eran non fueron contentos, et sudenamente venieron al dicho cavallero e por 67v fuerça gentes no conosçidas le venieron quitar su espada et a grandes boçes el cavallero diçiendo al rey: «Señor, en vuestra presençia por vos fazer onor, yo soy hutrajado e quitado mi espada por fuerça e non se quien», et conbien que ya abian dado otra espada al dicho de la Roja et como el cavallero bio que el de la Roxa tenia otra espada y el ninguna, arremetio con el e lo enbraço de tal manera que le torno a quitar el espada fuera de sus manos, e se fue al rey e le dixo: «Señor, tuerto me a seydo fecho ca me quitaron mi espada, mas ved aqui otra que yo cobre sobre mi conpaña», 68r et alora el rey le dixo: «Cavallero, vos abes bien fecho», e ordeno el rey que diesen otra espada al dicho de la Roxa, lo qual fue fecho e luego despues començaron a se conbatir muy asperamente e fue dicho por el senigal de Tolosa asy alto que cada uno lo oyo que los dexasen bien conbatir, lo qual feçieron. Et a cabo de pieza el dicho cavallero tomo otra vez la espada al dicho de la Roxa et se bino ante el rey e le dixo: «Señor, non a mucho tienpo que yo me bi syn espada e agora ved aqui dos, a Dios graçias», mostrandolas al rey una en cada mano e cruçandolas. Començo el de37 68v la Roja e otros con el a façer grand bruto e en tal manera, que ese dia obiera grand roydo sy no fuera por el duque de Orlienes e de Borbon, ca el dicho de la Roxa tenia muy grand parentera aý que non eran contentos de lo que el dicho cavallero abia fecho, pero el cavallero, como ombre ardido38, dixo al rey que sy razon e justiçia non le era fecho del hutraje primero, que el tomaria emienda algund dia, a lo qual el rey e su consejo respondieron que le seria fecha toda rason et asy se partieron los dos cavalleros syn se abraçar nin mas dezir et el 69r cavallero se torno a su hermitaje et luego salio bien aconpañado de grandes se[ñ]ores. Et ellos asy estando, arribo a la barrera Juan Xenu bien armado y presto a conbatir, et el jayan toco el cuerno e el cavallero se retrojo a su hermitaje, mas porque era tarde e el rey se queria yr çenar, enbio mandar al cavallero que quedase para otro dia, lo qual fue fecho, et el rey e los que alli eran se tornaron a sus posadas e el cavallero se desarmo e con grand conpania vino a su posada e tomaron mucho plazer. E estando çenando, el rey l'enbio deçir que tomase plazer 69v et non obiese temor de nadi et que el abria d'el lo que el quisyese demandar, de que el dicho cavallero mucho agradezio el rey de su buena e noble oferta.

  • 39 Ms: cacavallero

103Et luego el sabado seguiente a XXIV de julio, obra de çinco oras despues de mediodia, torno el rey en su xafaot aconpañado como de antes, et vino a la barrera Jua[n] Xenu et el jayan sono el cuerno e luego el cavallero enbio las lanças e espadas e el refus fue tornado al cavallero que luego salio de su hermitaje bien armado e bien a cavallo, que aquel dia lo conpro por CC coronas de Juan de Susana, et se 70r dexaron venir el uno contra el otro quanto los cavallos los podieron llevar, pero non ronpieron las lanças e luego metieron mano a las espadas et muy bien e hermosamente se conbatian syn se nada esperñar et conbatio el dicho Genu bien XV buenos golpes bien asynados e el dicho cavallero fasta XVII, mas del uno de los golpes del dicho Genu fue desferrada de un clavo la bisyera del dicho cavallero39 e fueron los dos conbatientes despartidos por los juezes a esto puestos, et luego venieron ante el rey e se abraçaron e asy torno el dicho 70v cavallero a su hermitaje e a esperar otros cavalleros a venir.

  • 40 Ms: lancas
  • 41 Ms: fieron
  • 42 Ms: senconbatieron
  • 43 Ms: reqular recular
  • 44 Ms: synenpre
  • 45 Ms: que que

104Et luego bino a la barrera por mandado del rey Guilloma de Santiña bien presto a conbatir et el jayan sono el cuerno e luego el cavallero enbio las lanças40 e espadas en la manera acostubrada et el refus fue enbiado al cavallero que presto salio de hermitaje e luego venieron los dos cavalleros el uno contra otro quanto los cavallos los podieron llevar e no se firieron41 de lanças, mas luego posieron mano a las espadas et se cobatieron42 muy reçiamente, tanto que 71r los onze golpes de cada uno fueron acabados et como los despartieron Guilloma de Santiña dio un golpe de rebes sobre el cuello del caballo del cavallero. Asy como se sentio ferido, començo a recular43 tanto que jamas el cavallero pudo fazer yr adelante el cavallo. Tan fiço con el que el cavallo cayo en tierra, pero luego se torno a lebantar e todabia el cavallero su espada en la mano et asy bino ante el rey e dixo: «Señor, yo non perdi mi espada», et todos dixeron que en nada non era su honor cargado 71v por dos cosas: una, porque los onze golpes heran ya dados e otra porque el cavallero syenpre44 tobo su espada et fueron asy abraçados et de alli tronpetas començaron sonar et luego desçendio el rey de su jafaot e con el madama de Beoju su hermana, e madama la muger del almirante e otros cavalleros e grandes del reyno e fueron al he[r]mitaje del cavallero e le demandaron sy de la cayda del cavallo abia reçebido mal en su cuerpo o daño, de que el cavallero muy hunble e omillmente agradezio al rey et despues a las damas de la pena que abian 72r tomado de benir fasta su hermitaje et que el estava más fresco et mas presto a conbatir que45 el p[r]imero dia, et de alli el rey et su conpania se fueron a Paris et todo el pueblo despues et el cavallero se desarmo e se fue a su posada.

  • 46 Ms: bola
  • 47 Ms: torno torno

105Et el domingo a XXV dias de julio vino el rey con toda su conpañia a su jafaot como de antes et luego vino Françisco Baraton armado e presto a conbatir et el jayan sono el cuerno et luego el cavallero enbio las lanças e espadas et el refuso fue tornado72val cavallero que syn tardar salio de su hermitaje ençima de un bien gentil cavallo e husura de damasco biolete mucho ricamente bordado e el dicho Baraton en el canpo et luego se dexaron venir los unos a otros en tal manera que la lança del cavallero bolo46 en piezas e luego metieron mano a sus espadas et muy rezio se conbatieron syn que ninguno d'ellos reçibiese daño e a cabo de los onze golpes fueron despartidos et ante el rey muy graçiosamente se abraçaron e se torno47 el cavallero a su hermitaje et el otro se salio del canpo. 73r Et luego syn mucho tardar salio otro cavallero llamado Guilloma de Baraton e presto a conbatir vino a la barrera et luego el jayan sono el cuerno et el cavallero enbio las lanças y espadas e el refus fue tornado al cavallero, que luego salio de su hermitaje el dicho cavallero e se benieron el uno contra otro quanto los cavallos los podieron traer et el cavallero encontro de su lança a Guilloma Baraton et la fizo bolar en tres piezas et en tal manera que el fyerro de la lança falso el guardabraço et quedo dentro del braço el yerro con 73vun pedaço de la lança et el dicho Baraton tiro con su mano el yerro fuera del braço e luego salio muy mucha sangre, et el cavallero vino contra el no abiendo aun bista la sangre del dicho Baraton et començo a le dar un muy grand golpe sobre la çelada, de manera que el dicho Baraton, se cuydando ayudar de su espada, el dolor de la plaga le fiço casy ebanuyr en manera que su espada le tunbo en tierra et como asi se bio el dicho Baraton, arremetio con el cavallero e diole sobre su armete un golpe con su guantelete e el cavallero 74r se començo reyr et le dixo sy se queria conbatir a punadas e luego los comysarios los departieron veyendo que perdia toda su sangre et llevaron ante el rey. Et el dicho Baraton et el cavallero se abraçaron et se partio Baraton por se fazer curar de su braço et luego el rey se partio para su posada e enbio por el dicho Baraton et cargo a dos sus cirujanos que pensasen por el muy ayncadamente.

  • 48 Ms: metieyeron
  • 49 Ms: esperar por esperar

106Et luego otro dia lunes seguiente vino el rey a su jafao como lo abia de costunbre et luego vino a la 74v barrera Loys de Selans bien armado, presto a conbatir, e el jayan sono el cuerno e luego el cavallero enbio las lanças e espadas et el refus fue tornado al cavallero que muy presto salio et venieron uno contra otro pero que non ronpieron las lanças et metieron48 mano a sus espadas e se dieron de muy grandes golpes de manera que Loys de Selans perdio su espada e luego el cavallero echo la suya en tierra et Loys de Selans se esforço de se defender de su puno mas fueron luego despartidos por los juezes a esto puestos 75r et llevados ante el rey et se abraçaron et se salio el dicho de Selans fuera del canpo e el cavallero se torno a su hermitaje por esperar49 los venideros.

107Et luego vino Modon de Cayllaque a la barrera bien armé et luego el jayan sono su cuerno et luego el cavallero enbio las lanças e espadas e el refus fue tornado al cavallero que luego salio en manera que solia. Et luego venieron uno contra otro syn se tocar de lanças mas de las espadas bien se firieron et los golpes fornidos se venieron 75v ante el rey, como de antes se abraçaron et se torno el cavallero a su hermitaje.

108Et no tardo nada a venir miçer Gabriel de Monfaoron, cavallero bien armado, vino a la varrera e luego el jayan sono el cuerno et el cavallero enbio las lanças e espadas et el refus enbiolo al cavallero que luego salio de su hermitaja et luego venieron el uno contra otro, las lanças en los ristres syn se tocar, e metieron mano a las espadas e se dieron grandes golpes e asperos tanto que a la postre el cavallo del cavallero 76r de Monfaocon reculo fasta la barrera del canpo ante del rey et el dicho cavallero a la Sosya que todabia bien descargava, e fueron despartidos e fueron ante el rey et se abraçaron con grande amor, se partieron e el cavallero se torno a su hermitaje.

  • 50 Ms: deççia
  • 51 Ms: cacavallero

109Et de alli el rey se fue al bues de Binçenas a senar muy aconpañado et madama de Horlienes vino al hermitaje en las ancas de una mula e yba en la sylla Françes Monsyur e como llegaron al hermitaje, el cavallero salio a la fazer reverenzia todo armado e ella le dixo: «A vos conbiene 76v que me veses» et el cavallero la dixo: «Non apertiene a un sy pobre cavallero como yo de besar sy noble dama en la boca, mas me bastaria besaros solamente el pie». E esto deçiendo, le tomo el pie e gelo beso e ella se dexo caer sobre el et lo tomo por el cuello e lo veso en la boca, y qeo que le comia pero deçia50 que non podria ella vesar asy sy baliente ni sy esforçado cavallero51, de que el cavallero mucho la regradezio et le encomendo mucho su caso façiendola saber que el era deseredado por aver serbido el duque de Borgoña e que ella tobiese 77r ante el rey a fin que le tornase su tierra, et ella dixo que lo faria de grado. E despues de muchas otras palabras, ella se partio et quedo el dicho cavallero en su hermitaje.

  • 52 Ms: armada
  • 53 Ms: cavavallo

110Et el martes seguiente a XXVII de julio, el cavallero non fizo armas porque el rey lo tobo asy por bien e le enbio mandar que por aquel dia obiese paçiensia e fasta el juebes seguiente a XXIX del dicho mes, que el rey vino del bues de Vinçenas a tres oras despues de mediodia et se fue a su jafaot como 77v abia de costunbre et luego llego a la barrera Min Dureta sobre el cavallo del seniscal de Tolosa bien armado52 el e el cavallo53 e luego el jayan sono el cuerno e el cavallero enbio las lanças e espadas e el refus fue tornado al cavallero que tantos salio et non se tocaron de las lanças, mas bien se ferieron de las espadas en tal manera que la enpunadura del cavallero le quedo en la mano e la espada volo a tierra et el cavallero muy osado tomo la suya al otro cavallero e asy fueron despartidos e venieron 78r ante el rey e se abraçaron muy graziosamente, se partieron de en uno e se torno el cavallero a su hermitaje.

111Et luego bino a la barrera el senor duque de Horlienes que trajo consigo dos de sus escuderos muy bien armados et luego el jayan sono el cuerno, el cavallero enbio las lanças e espadas e el refus fue tornado al cavallero que luego salio de su hermitaje et se venieron encontrar, pero que non fizieron nada de las lanzas et se vatieron 78v fasta los dose golpes de lança e espada syn se fazer ningu[n]d mal el uno al otro e luego fueron ante el rey et se partieron muy rica y graziosamente et de alli se torno el cavallero a su hermitaje.

112Et luego torno el jayan a sonar el cuerno et el cavallero enbio las lanças et espadas et el refus fue llebado al caballero que presto salio de su hermitaje e venieron uno contra otro pero non se tocaron de las lanças et posyeron mano a las espadas muy rezio. Se batieron 79r en tal manera que los onse golpes fueron fornidos e luego fueron ante el rey et se abraçaron e despidieron muy graziosamente e el cavallero se torno a su hermitaje.

  • 54 Ms: a arrivo

113Et luego que el otro fue salido arrivo54 a la barrera un onbre de armas bien presto a conbatir llamado Buxor et luego el jayan sono el cuerno e el cavallero enbio las lanças e espadas e el refuso fue tornado al cavallero que luego salio de su hermitaje et venieron los unos contra los otros de manera que el cavallero ronpio su lança sobre Buxor e 79v luego posyeron mano a las espadas, mas muy bien se sacudieron faziendo cada uno su leal deber e los golpes cada uno fornezidos fueron despartidos et ante el rey abraçados e el cavallero se torno a su hermitaje.

  • 55 Ms: sono sono
  • 56 Ms: salvo

114Et luego que el cavallero entro en su hermitaje vino a la barrera Juan del Aye et luego el jayan sono55 su cuerno et el cavallero enbio las lanças et espadas e el refus fue tornado al cavallero que toste salio de su hermitaje et venieron uno contra otro e non ronpieron 80r las lanças et metieron mano a las espadas et muy bien se conbatieron, de manera que a los dos golpes, el cavallero pensando dar al dicho del Aye otro golpe, se le cayo el espada del puño de manera que quando asi se bio volvio rienda a su cavallo para se yr al rey e todo el mundo murmuraba deziendo que el caballero abia topado su amo, corrio tres él el dicho del Ana, le alcanço dos buenos golpes sobre su armete e bolvio el cavallero muy posado e se abraço con el dicho del Ana, de manera que lo saco todo de 80v fuera de la sylla, de manera que por se tener, le fue fuerça de dexar su espada, la qual le tomo el cavallero e d'ella le dio tres muy grandes golpes e despues se vino al rey e le dixo: «Señor, yo abia perdido mi espada pero que cobre esta por mi». E el rey le dixo: «Cavallero, vos lo abes muy bien fecho», e alli se abraçaron e se fue Juan del Aje e el cavallero se torno a su hermitaje, el espada que gano en el onbro, de que todo el mundo dezia que el cavallero era el mas esforçado onbre del mundo. 81r Et luego despues arribo a la dicha barrera Anton de la Cruz bien armado et presto a conbatir, et luego el jajan sono el cuerno et el cavallero enbio las lanças e espadas e el refuso tornado al dicho cavallero. Et luego el cavallero salio56 de su hermitaje et venieron el uno contra el otro pero que non ronpieron las lanças e metieron mano a las espadas que muy bien se conbatieron, tanto que las espadas eran todas plegadas e asy acabaron los onze golpes e despues venieron ante el rey e se tocaron uno al otro et Anton de la Cruz se fue desarmar et el cavallero 81v se torno a su hermitaje et de alli el rey se fue a çenar et como madama de Orlienes deçendio de su xafaot et se fue al hermitaje del cavallero et el cavallero salio a ella e le dixo: «Madama, que vos plaze, ¿me quereys otra ves vesar?» e ella le dixo: «Çierto sy, que por eso soy aqui venida et cada ves que vos veso me paresçe que me torno moça de X a[ñ]os menos de los que... ». E luego el cavallero la veso e asy se despidio della, et muchos grandes que lo sabian mormuraban de los dos deziendo que vernia a materia.

  • 57 Ms: mandadado
  • 58 Ms: el el

115Et el savado postrimero de julio nin el domingo primero de 82r agosto que hera el dia que se acabava el paso del dicho cavallero nin menos el lunes ni martes a tres de agosto el cavallero non fizo ningunas armas porque fue asy el plaser del rey e por algu[n]a cosa su consejo non quiso que por aquel tienpo saliese de una camara, mas por mandado57 del rey e hordenança de su consejo, el paso se bino acabar junto con la posada del rey en una huerta de Angulema, a onde muy presto el58 cavallero todo fizo atabiar en tan buena forma como en su otro hermitaje. Et porque el cavallero abia de conbatir aun a asaz cavalleros, le mando el rey que fiçiese armar a los quatro 82v que abia nonbrado en sus articulos a fin que otro dia en la mañana o en la tarde su paso se acabase, lo qual el cavallero mucho bien fizo adreçar e dotrinaba a sus quatro cavalleros como se debian gobernar.

  • 59 Ms: conduyra
  • 60 Ms: de que des

116Et el miercoles a quatro de agosto despues que el cavallero e sus quatro otros fueron prestos en su posada, vino Gastomete de Leon, senigal de Tolosa e otros muchos grandes del reyno. Et tenia el dicho cavallero todo su fecho bien hordenado en la huerta ya dicha et partieron de su posada con muchas tronpetas 83r a pie e tras ellos yban los quatro ossos del dicho cavallero ençima de sendas mulas et tenia cada un oso su tronpeta en su pata et yba junto con cada uno un pequeño moro a pie que llevaban de rienda sus cabalgaduras, et tras ellos yban los dos heraos de armas et luego despues yban los dos hermitas, luno llevaba la benera del dicho cavallero e el otro su estandarte, et despues yba un onbre de pie de dicho caballero que llevaba muy grand riqueza sobre sy et asymismo llevaba de diestro un bien gentil corsier roano bien 83v ricamente adreçado de unos muy ricos paramentos de brocado carmesy e franjas de seda blanca et despues yba el dicho cavallero armado de todas pieças asy bien que nada non faltaba, et tras el sus quatro cavalleros muy bien encabalgados e los cavallos de paramentos de una librea de çeoty amarillo et franjas de seda bioleta et detras d'ellos venia muy gran conpania en la forma e manera dicho. Et quando llegaron ante la posada del rey, fizo el cavallero un muy grand salto fazer a su cavallo e se fue ante 84r la dama de Orliens que estaba a la bentana et la dama le tendio la mano e le dixo: «Yo ruego a Dios, gentil cavallero, que te quiera conduyr59 et te de la grazia en este dia, que tu puedas fazer cosa de que quedes60 alegre e ayas onor tu e tus quatro cavalleros», et el cavallero la respondio: «Despues de vuestra palabra dulçe e graziosa, non nos sabria mal venir». E asi se partio della et se fue a su xardin adonde su hermitaje estava et el e sus cavalleros e sentro dentro esperando los aventureros a venir. El rey, que con muy grand alegria 84v e todos los otros venieron por ver el acabo del paso del dicho cavallero.

117Et luego sobio en la barrera el mas pequeño hermitaño Vradobram e junto con la feniestra adonde el rey era e todas las damas, e començo pedricar un poco como aqui se sigue:

Et en el nonbre de los amorosos que han fecho aconplir los amores del cavallero, de que por mucho dichado e oroso se tiene e merçi a las damas.

  • 61 Este pasaje resulta particularmente confuso en su redacción, entreverada de galicismos y de difícil (...)

118El tema ultima die dominica avemos de su reliquia que 85r quiere dezir que fue domingo el trasero dia de su entrepisa a los braços frios la manga por conbatir qui le minosprezia dar él ha esta carga tomada por qualque promesa que abia fecha. De mi parte yo le prezio pues ha acabado su fecho, mas por venir a lo mas parfet de lo que vos voy dira, el ha su paso todo fecho syn ruina nin yra e ninguno sabra contradira»61.

119Et luego vino a la barrera Cristopha de Tesans, bien armado, presto a conbatir e el jayan sono su cuerno, el cavallero enbio las lanças e espadas et el refus 85v llevado al dicho cavallero que tantos salio de su hermitaje e venieron uno contra otro pero que non ronpieron las lanças e metieron mano a las espadas et muy rezio se vatian et el dicho cavallero asyno un golpe tan fuerte sobre el yelmo de Cristophe que quevro su espada como una X mano enzima de la cruz et Cristophe penso, como bio caer el pedaço del espada, que el cavallero abia perdido la suya e estonçe el dicho Cristophe echo en tierra la suya e se fue para el rey e el cavallero dixo al rey: «Señor, yo no perdi toda mi espada, que esto 86r me quedo en la mano», e luego, como el dicho Cristophe lo bio, quedo con grand verguença e el rey fizo venir el pedaço de la espada e conoçieron que a grand fuerça la abia ronpido e luego se abraçaron e se torno el caballero a su hermitaje.

120Et luego vino a la barrera Jaques Martin bien armado e el jay[a]n sono su cuerno, el cavallero enbio las lanças e espadas et el refus fue tornado al cavallero que syn tardar salio, pero no se tocaron de las lanças mas muy bien se conbatieron de las espadas 86v por manera que el cavallero dio un syn grand golpe a Jaques Martin de su espada que le fiço caer la suya de la mano e el cavallero se fue ante el rey e se abraçaron e se torno a su hermitaje.

  • 62 Ms: conbabatieron

121Et luego vino Tristan de la Badan bien armado e luego el jayan sono el cuerno, el cavallero enbio las lanças e espadas e el refus fue tornado al dicho cavallero, que luego salio et bien se conbatieron62 de las lanças que amos a dos las ronpieron e luego metieron mano a las espadas e resio se firieron fasta los 87r honçe golpes. Sy venieron ante el rey e se abraçaron e se torno el cavallero a su hermitaje.

  • 63 Ms: Gorne

122Et luego bino Pierres Topin bien armado presto a conbatir, el jayan sono el cuerno e luego las lanças e espadas le fueron presentadas et el refus llevado a unos de los quatro cavalleros llamado Pierre de Borne, que luego salio de su hermitaje pero non se tocaron de las lanças, mas bien se dieron de las espadas de manera que a los onçe golpes cayo el espada al dicho Topin e luego fueron ante el rey e se abraçaron 87v e se torno el dicho Borne63 a su ermitaje.

  • 64 Ms: de de fuera

123Et en esta manera conbatieron los quatro cavalleros a dose de64 fuera muy bien cada uno sus onze golpes syn que ninguno de los quatro reçebiese ninguna mengua, mas antes lo fezieron muy bien, de lo qual el cavallero dio a Dios muchas grazias.

124Et luego despues vino a la barrera Loys de Sansymon presto a conbatir e el jayan sono su cuerno, el cavallero enbio las lanças e espadas e el refus fue llebado al cavallero que luego salio e Loys de Sansymon ronpio su lança 88r sobre el cavallero et luego se conbatieron de las espadas por manera que a los syete golpes Loys de Sansymon perdio su espada e se la fizo sy alta tunbar mas de una braça ençima de su cabeça et el cavallero estonçes echo la suya en tierra et se fueron ante el rey e se despedieron graziosamente e el cavallero se torno a su hermitaje.

125Et luego por mandado del rey vino Galaran Gujat bien armado presto a conbatir et el jayan sono el cuerno, el cavallero enbio las lanças e espadas e el refuso le fue tornado e luego salio pero non se tocaron de las lanças mas 88v que muy bien se batieron de espadas de las quales se conbatieron asas syn que se sopiese quien abia lo mejor et estonçes el cavallero, esforçandose de bien en mejor, desarmo de un golpe al dicho Gugat del grand guardabraço et asy rezio le conbatia que el dicho Gujat no lo pudo sofrir e le bolbio las espaldas e en estos golpes le desarmo el otro guardabraço, e biendo esto, el dicho Gujat torno de coraçon e dio al cavallero tres o quatro buenos golpes e de manera que le quiso tomar la espada, e quando bio que no pudo, se abraço con el et 89r dio de la espuela a su cavallo por le pensar sacar de la sylla, mas el cavallero, veyendo la manera con la mano de su espada, apaño la rienda del cavallo del dicho Gujat e con la mano desquierda le dio de la manopla un sy grand golpe sobre la barva que le estordezio un poco e le dexo et alli como de cabo se començaron a conbatir e se dieron el uno al otro mas de çinquenta golpes, mas porque Galaran era desarmado non les consentieron mas conbatir aunque por cosa del mundo el cavallero jamas le asyno adonde estaba desarmado et asy acabo 89v el cavallero de çerrar su paso e se fueron ante el rey e se dieron grazias el uno al otro de los buenos golpes que se abian dado e se abraçaron.

126Et luego el cavallero remerçio al rey muy graziosamente del onor que le abia fecho et despues a las damas, et el rey le dixo: «Cavallero, vos me abes tanta honra fecho en mi entrada de Paris que por alguna remuneraçion mando que todas las tierras que el rey Loys de gloriosa memoria, mi padre, vos abia tomado vos sean tornadas, et mas vos 90r digo que sy en mi casa vos pluguiese asentar, que vos fare bienes e merçedes», lo qual el cavallero muy homillmente regradiezio e en el asyento de su casa ni açeto ni reuso.

127Et este libro fue sacado en Paris de françes en castellano et sacolo el comendador Sancho de la Forca, comendador de la encomienda de Tanpas para lo llevar et dar al muy manifico et muy ylustre señor el señor conde de Benabente e fue acabado viernes a XXV dias de nobien[b]re del señor de mill e quatroçientos e ochenta et quatro años.

Haut de page

Notes

1 Ms: la la estoria

2 Ms: no bienen no bienen

3 Ms: fa fasta

4 Ms: syes

5 Ms: yban yban

6 Ms: que que fueron

7 Ms: fue|erça

8 Ms: purerta

9 Ms: ral

10 Ms: piedras piedras

11 Ms: abia abia

12 Ms: vna vna

13 Ms: flor|res

14 Ms: e e

15 Ms: Otro dia dia

16 Ms: ar|armas

17 Ms: adas adado

18 Ms: e et el

19 Ms: tienerno

20 Ms: como como

21 Ms: otro et

22 Ms: en en

23 Ms: marcaban

24 Ms: oro

25 Ms: como como

26 Ms: carrea

27 Ms: era

28 Ms: de de

29 Ms:que que

30 Ms: tortono

31 Ms: uno e

32 Ms: e e

33 Ms: ponerner

34 Ms. "tornados".

35 Ms. "otra".

36 Ms. "cuyda".

37 Ms: de de

38 Ms: ardidido

39 Ms: cacavallero

40 Ms: lancas

41 Ms: fieron

42 Ms: senconbatieron

43 Ms: reqular recular

44 Ms: synenpre

45 Ms: que que

46 Ms: bola

47 Ms: torno torno

48 Ms: metieyeron

49 Ms: esperar por esperar

50 Ms: deççia

51 Ms: cacavallero

52 Ms: armada

53 Ms: cavavallo

54 Ms: a arrivo

55 Ms: sono sono

56 Ms: salvo

57 Ms: mandadado

58 Ms: el el

59 Ms: conduyra

60 Ms: de que des

61 Este pasaje resulta particularmente confuso en su redacción, entreverada de galicismos y de difícil interpretación.

62 Ms: conbabatieron

63 Ms: Gorne

64 Ms: de de fuera

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

« Edición del manuscrito ms. e-IV-5 de la Biblioteca de San Lorenzo de El Escorial », in Marta López Izquierdo et Lola Pons Rodríguez (dir.), Coronación del rey Carlos VIII de Francia y fiestas que se hicieron (1484), Paris, SEMH-Sorbonne - CLEA (EA 4083) (Les Livres d’e-Spania « Sources », 5), 2015, [En ligne], Mis en ligne le 04 octobre 2015, consulté le 22 septembre 2017. URL : http://e-spanialivres.revues.org/907

Haut de page